El próximo 5 de julio, y durante 2 días, tendrá lugar en la ciudad francesa de Toulouse, la 53ª edición de la Conferencia Internacional de Química Medicinal (RICT 2017) organizada por la Sociedad Francesa de Química Medicinal (SCT).
La presente edición estará dedicada al “Descubrimiento y Selección de Fármacos”, algo en lo que GalChimia tiene basta experiencia, y se enfocará abordando diferentes temas como la Inmunoterapia y la Oncología, las enfermedades emergentes y/o olvidadas, el avance tecnológico en el descubrimiento de fármacos o el acceso a nuevas entidades moleculares.
Tal y como apunta Carme Pampín, CEO de GalChimia, el servicio más demandado y en el que cuentan con más recorrido es la química de investigación bajo contrato en proyectos de Química Médica. Así pues, el RICT 2017 se plantea como una cita casi ineludible.
La persona encargada de dinamizar la internacionalización es Julie Masse, International Business Developer en GalChimia. Hablamos con ella para que nos cuente de la importancia de asistir a eventos como este, de la internacionalización de GalChimia, de la posición de la empresa a nivel internacional o de sus puntos fuertes respecto a otros competidores.

Charlamos con Julie Masse, International Business Developer en GalChimia

Eventos como el RICT 2017 son una buena oportunidad para las empresas para informarse de los últimos avances en el sector, así como para tejer sinergías. GalChimia es muy activo en cuanto a la presencia a eventos, congresos y ferias del sector químico. ¿Cuál es el punto que más valora Galchimia de citas como esta?

Estos eventos reúnen a todos los actores importantes del sector de actividad de GalChimia: la química orgánica es una fuente de información muy valiosa.

No es fácil encontrar eventos tan enfocados a lo nuestro, la mayoría son más generales y en ese caso no estamos seguros de encontrar buenos interlocutores. Con el RICT, así como el EFMC, tenemos acceso directamente a nuestros clientes, las personas que nos contratan el servicio. Esa es la principal ventaja. Por otro lado utilizamos estos eventos como formación, cada año unos de nuestros químicos acompañan a la figura comercial para aprender e informarse de las novedades del sector. Finalmente nos da una visión sobre los nuevos actores: empresas y grupos académicos o nuevas temáticas de investigación, lo que nos permite adelantarnos a las necesidades de los próximos años y orientar nuestro servicio así como nuestros propios programas de investigación.

 

El factor de la internacionalización es un elemento imprescindible en este tipo de eventos, y sabemos que esta es una de las prioridades de GalChimia. ¿Cómo afrontáis la expansión internacional de la empresa?

Nuestra empresa es una empresa familiar e intentamos mantener esta visión dentro y fuera de España, nos permite tener un trato cercano hacia los clientes y ser más flexible. Intentamos realizar esta expansión trabajando con proximidad con los clientes, conociéndoles e intentando entender sus prioridades, sus costumbres, y sus maneras de comunicarse. Allí la palabra clave es la adaptación.

Por otro lado, internamente hemos tenido que formarnos, la parte administrativa de la empresa sobre las normas relativas a los envíos internacionales, seguros, la parte financiera sobre los cobros en distinta moneda y la parte comercial sobre el establecimiento de contratos adaptados. ¡Por suerte la química no cambia!

 

GalChimia es en la actualidad la empresa líder en España de química orgánica sintética. ¿Cómo os posiciona esto en el panorama internacional?

Nos da una ventaja, nuestro posicionamiento y nuestra visibilidad en España da una cierta confianza a nuestros nuevos clientes internacionales. Se atreverán a trabajar con nosotros con más facilidad que si no fuéramos conocidos. También solemos proporcionar recomendaciones de nuestros clientes españoles, que han ayudado a asentarnos en nuevos mercados.

Charlamos con Julie Masse, International Business Developer en GalChimia


¿Cuáles son los puntos fuertes de GalChimia respecto a sus competidores? ¿Qué crees que puede aportar GalChimia al mercado internacional y que nadie esté ofreciendo en la actualidad?

No hay unos puntos fuertes en concreto. Nuestro mercado es muy competitivo y agrupa muchas empresas parecidas a GalChimia. Lo que nos caracteriza es que solemos tener calidades que unidas las unas a las otras nos hacen fuertes. Otros competidores tienen una u otra pero no cumplen con todas. Solemos ser un balance perfecto entre buena química, flexibilidad, buena comunicación, competitividad y transparencia.

 


¿Cuáles son los países que consideráis proveedores de referencia en vuestro sector? ¿Tenéis establecidas colaboraciones con alguno de ellos o esperáis tenerlas?

Alemania es la sede del sector de la química, ya sea a nivel farmacéutico, agroquímico,… es un mercado muy potente. Seguido por Inglaterra y Francia. Ya trabajamos con distintas empresas de estos países pero el objetivo de los próximos años será consolidar colaboraciones con estas regiones.

 

El hecho de contar con un catálogo químico online puede ayudar a acortar las distancias geográficas con potenciales clientes. ¿En qué medida la tienda online os está sirviendo para superar esas barreras y a conseguir nuevos clientes?

Los clientes que compran en el catálogo suelen ser muy distintos a los clientes comunes de la empresa. En ese caso no se hace un trabajo de cercanía sino que se promociona más a través de la web y de internet en general. Y por tanto no tenemos barreras, esta herramienta nos ha permitido iniciar colaboración con America del Norte y America del Sur, Asia, Oriente Medio. En algunas ocasiones puede transformarse en relaciones a muy largo plazo, y representar una cifra de venta importante. Por ahora el catálogo representa un 10% de nuestras ventas con más de la mitad fuera de Europa.

Charlamos con Julie Masse, International Business Developer en GalChimia

Más allá de la internacionalización, ¿qué otras acciones tenéis planteadas en vuestro plan estratégico de ahora en adelante?

Por un lado, la internacionalización implica la ampliación de la cartera de clientes y el crecimiento de la empresa. Por otro lado, estamos investigando unas areas de negocio nuevas a través de proyectos de investigación para poder especializarnos en unas tecnologías en concreto con el objetivo de incrementar nuestra diferenciación con nuestros competidores.