Con el afán de reforzar nuestro cumplimiento normativo, hemos implantado un programa de Compliance integrado por diversas políticas y protocolos corporativos aplicables a los diversos ámbitos organizativos y de negocio de GalChimia. Alineado con nuestro compromiso de mejora continua, la implementación del Compliance servirá para favorecer el comportamiento ético de la organización reforzando la calidad de los servicios prestados.

En aras de reforzar la reputación y el prestigio que GalChimia viene construyendo desde su constitución, este programa de Compliance es una muestra más de las buenas prácticas y del compromiso con la excelencia que forma parte del espíritu de GalChimia. Como parte del programa de Compliance, se ha implantado un Modelo de Prevención y Control que supone una garantía de observancia de los deberes de supervisión y control.

Además, se ha desarrollado un Código Ético que aglutina todos los principios y valores que deben respetarse dentro de la organización.

En aplicación del programa de Compliance de GalChimia, se incorpora un Canal ético o de denuncias, cuyo objetivo y ámbito de aplicación, así como los requisitos para las comunicaciones, aparecen recogidos en el mismo y que podrás encontrar en el siguiente enlace:

Programa de Cumplimiento Normativo